¿Qué es una imagen corporativa y que la compone?

by sizko
0 comment

La imagen corporativa es la suma de elementos tangibles e intangibles que forman parte del día a día de las organizaciones y que, directa o indirectamente, transmiten un mensaje tanto a quienes trabajan en ellas como a los agentes externos. También se puede definir como una percepción que las personas tienen acerca del negocio, sus productos y sus servicios.

La imagen corporativa es el producto del desempeño de la empresa, la cobertura de los medios y sus actividades. La cual no deja de evolucionar y cambia continuamente, permitiendo de esta manera hacer los ajustes necesarios para conducir tu negocio en la dirección ideal ya que juega un papel importante en el éxito de tu empresa.

Las ventajas de una imagen corporativa bien definida son:

  1. Impulsa la lealtad de los clientes y fortalece la relación con ellos. Genera una sensación de confianza para el consumidor.
  2. Mejora del rendimiento de los productos. Una empresa con una imagen positiva puede vender fácilmente sus productos invirtiendo menos en publicidad.
  3. Alinea a los empleados con los valores de la empresa. La plantilla representa a la empresa en el mercado y las acciones de los trabajadores juegan un papel importante en la construcción o deterioro de la imagen de la empresa.
  4. Fortalece la presencia de la empresa en el mercado. Las decisiones de inversión de los consumidores se ven influenciadas en gran medida por la imagen corporativa de la empresa.

La imagen corporativa guarda un vínculo estrecho con la identidad corporativa. Sin embargo, hay que distinguirlas una de otra. La diferencia esencial entre imagen e identidad corporativa es que la primera se trata de percepción pública de la empresa, mientras que la segunda es la forma en que la empresa quiere que el público la perciba. Los elementos principales que te ayudaran a establecer esta imagen son:

  1. El nombre de la empresa

Del nombre depende la primera impresión que los clientes tendrán de una empresa o marca. Por ello, es importante elegir correctamente. Se recomienda que el nombre tenga relación con la esencia de su negocio, sea breve, fácil de recordar y lo suficientemente creativo como para destacar de la competencia.

  1. El logo

Puede tratarse de un logotipo (compuesto de palabras), isotipo (de imágenes) o el isologotipo (combina tipografía e imagen). Debe ser comprensible por el público y atractivo para los potenciales clientes.

  1. El eslogan

Para que tenga efecto, es necesario que sea una promesa sobre los beneficios del producto o servicio que su empresa ofrece y sobre lo que la diferencia de la competencia. Debe dar una impresión de prestigio y credibilidad a tu negocio. Es de gran efectividad que sea original.

  1. Su dominio web

Es fundamental contar con un dominio propio, el cual puede ser el nombre de su empresa o bien alguna palabra relacionada al negocio. El diseño debe ser amigable y fácil de manejar para el cliente para quien debe haber fácil acceso a la información del negocio, sus productos y como poder adquirirlos.

  1. Brochure

No solo se trata de los folletos y manuales del negocio, sino de las tarjetas de presentación, sobres y etiquetas, carpetas, facturas y hasta la vestimenta de los vendedores.

Para más información y asesoría detallada sobre estos aspectos de la imagen e identidad corporativa visita nuestro sitio web, donde podrás seguir encontrando contenido de valor y consejos para impulsar el alcance de tu empresa.

You may also like

Leave a Comment